Mi paso por educación infantil ¿Ha cambiado?

Mi paso por educación infantil ¿Ha cambiado? (Destacado)

Mi paso por educación infantil ¿Ha cambiado?

Muchos niños/as recordarán su etapa infantil como algo bonito, yo lo recuerdo como algo diferente y que me marcó mi niñez, lo cuál vine a comprender de mayor.

Empecé educación infantil a los 4 años (antes sólo eran dos cursos), recuerdo que entré a aquel inmenso colegio, mi madre ya me había hablado de que iba a empezar el colegio, con algunos amigos de la guardería (recuerdo que estaba con Betty, una gran mujer y que nos trataba con cariño a todos),

Mi primer día, como cualquier niño estaba con un encuentro de emociones alegría, tristeza, miedo, lo normal... en estas edades.

El primer año fue maravilloso, me adapté muy bien, mis compañeros eran muy buenos, yo era una niña tímida pero me gustaba mucho y disfrutaba además mi maestra era muy muy buena, la recuerdo con mucho cariño. Ese año recuerdo que me iba con mi maestra a su casa, pasaba más tiempo con mi familia paterna pero no sabía el porqué pero era feliz.

Comenzó el segundo año de infantil (5 años) y empezó una odisea para mí. Era otra maestra, un poco más mayor pero yo la veía buena persona.

Al principio todo era normal pero poco a poco fui notando cosas y acciones que me fueron destruyendo por dentro mi infancia y mi nivel afectivo-emocional.

Recuerdo que en las clases, siempre nos sentábamos como ahora en una mesa redonda o varias mesas unidas formando un círculo. El aula estaba dividida en dos partes, una que era para habilidades o juegos simbólicos y otra para hacer los deberes.

A mí siempre me ponía en una mesa aparte sola, y veía a mis compañeros todos juntos menos a mí, me preguntaba porqué, inclusive se lo comentaba a mi maestra y me decía "Porque has sido mala". Jamás lo comprendí.

Las lágrimas me las bebía yo sola, allí en aquella mesa de madera ya desgastada, mientras mis compañeros pintaban juntos.

También a veces me sacaba fuera de clase y me decía, ahora voy a hacer que te pego (pegaba unas palmadas en sus manos) y te quedas fuera de la clase y lloras. Y allí fuera de la clase en aquel banco sola me quedaba... Llorando.

Recuerdo que también empezó a hacérselo a otro amigo, el cuál no lo vi más hasta que empecé en primaria que regresó.

Yo se lo comentaba a mi madre... pero nunca sacó nada.

En el recreo me dejaba sola encerrada en las aulas...

En educación física recuerdo que nos hacía quitar la ropa a todos/as y quedarnos en bragas o calzoncillos, había niños que lo hacían sin problemas pero a mí me daba mucha vergüenza y sólo conseguía quedarme en bragas y con la camisilla que antes nos ponían nuestras madres llamadas de la tortuguita.

Me rompía mis dibujos.....

Cuando hacíamos una ficha, decía "levante la mano quien lo hizo" y no me contaba...

Odiaba ir al colegio, me daba miedo, pavor, ver a esa maestra....

Aún me pregunto porque me hacía eso....

Sólo me ayudaba una cosa... saber que mi madre estaba embarazada y que iba a tener un [email protected]

Sufrí bastante y ahora lo analizo, los motivos de que fuera así no lo sé, no creo que fuera una alumna mala sino buena, pero... siempre existe esa duda.

El sistema educativo obviamente ha cambiado y ahora está más controlado, pero sigo pensando que hay que tener pasión o gustarte tu trabajo.

Mi hija mayor hace unos años estaba en infantil.... lo pasé muy mal (no sólo yo sino más madres e incluso de poner casi denuncias)...... no voy a decir los motivos, pero si yo que "supuestamente" no tenía problemas, que habrá sufrido mi hija con discapacidad para cambiar en los 3 años de infantil y tener un informe psiquiátrico de depresión infantil. A lo mejor si hubiera actuado todo hubiera cambiado, gracias que esa "maestra no está" y que los niños/as que vienen les deseo lo mejor, inclusive a ella, a pesar de romperle el corazón a mi hija y a mí (entre otros).

Más atención si hay niños con NEAE por favor.... !!

Gracias que todo eso ha pasado... ahora formo parte del gremio de educación y psicología y creo que no sólo debemos ser profesores sino empatizar con los niños/as, mantener un contacto contínuo con la familia y sino podemos ejercer, solicitar ayuda, pero no amarguen la vida de un pobre inocente, ya que le puede marcar para toda la vida.

Dejando atrás muchas cosas... doy las gracias a mi maestra de 5 años, por enseñarme a no ser como ella. Gracias F.

Continuará....

 

Mi paso por educación infantil ¿Ha cambiado?

Mi paso por educación infantil ¿Ha cambiado? (Destacado)